Zona de descarga de Software

Zona de descarga de Software

Los mejores programas informáticos de estructuras que te hacen la vida mas fácil

Quienes somos

Quienes somos

Una breve descripción de quienes somos y a qué nos dedicamos.

Normativas y guías

Normativas y guías

Zona de descarga de Normativas y Guías sobre estructuras en el ámbito internacional

 

La presa que no nos enseñó nada

Resulta más que inquietante y doloroso ver cómo se crea una gran infraestructura y luego no se puede aprovechar por motivos diversos (técnicos, económicos, politicos…).

En España, ocurre en demasiadas ocasiones. Disponemos una amplia gama de grandes obras (aeropuertos, presas, centrales nucleares, autopistas…) que están absolutamente en desuso tras su construcción. Y el tema no es algo exclusivo del último boom de la construcción.

Este verano tuve la ocasión de visitar Cabo de Gata y me encontré con uno de estos casos. Volviendo a Murcia, mi tierra natal, me detuve a visitar Níjar, donde me enteré de la existencia de un embalse abandonado.

presa

 

Efectivamente, a 6 km del pueblo se encuentra el “embalse” de Isabel II, también conocido como Pantano de Nïjar.

La obra se comenzó a construir a mediados del año 1800, con una inversión de aquel entonces de 10 millones de reales (estaríamos hablando actualmente de 10 millones de euros). La dirección de las obras la llevó a cabo el arquitecto D. Gerónimo Ros.

La presa cuenta con una altura de 35 m y una longitud de 44 m y está realizada con sillería caliza en el exterior y mampostería de cal en su núcleo interior y de verdad que impresiona como obra faraónica.

presa2

Su capacidad de embalsamiento de agua es de 5 hm3.

En la parte superior hay una escalera de caracol parcialmente derruida que desciende al interior. Advierto al que se anime a visitarla que algunos registros no tienen el mallazo de protección que se aprecia en la foto, resultando un tránsito más que peligroso.

presa3

El embalse cuenta con dos aliviaderos en su parte superior y un canal de riego de unos 2,5 km para el Campo de Nïjar y la servidumbre de Los Tristanes desde donde se hacía el reparto de agua hasta cerca de Campohermoso.

presa4

En 1850 se inauguró sin haber realizado los estudios hidrológicos pertinentes, regímenes pluviométricos…resultando en estrepitoso fracaso al realizarse continuas obstrucciones debido al arrastre de lodos y finos de la zona.

Para el año 1861 el embalse se hallaba parcialmente colmatado y una década más tarde cegado casi en su totalidad quedando al poco tiempo abandonada a su suerte hasta la actualidad.

Según tengo entendido sigue siendo privada, de hecho si a alguien le interesa podría adquirirla por algo más de un millón de euros.

En futuros post hablaremos de alguna “obrita” más que se encuentra en desuso tras haber invertido cantidades millonarias ya que nunca hace daño recordar nuestra historia para aprender de los errores del pasado e intentar no cometerlos en el futuro. Aunque si esta obra del siglo XIX no sirivió para aleccionarnos en el último boom de la construcción, ¿servirán los recientes fallos de obras inservibles o sin uso para aprender algo en nuestras futuras construcciones?


¿Conoces nuestros cursos?

curso1_3d curso2_3d curso3_3d

Curso de introducción al MEF con CivilFEM

Curso de Combinaciones de Acciones para E.L.U. y E.L.S. con el programa COMBINADOR

Curso de Cálculo de Cimentaciones Profundas: Pilotes

The following two tabs change content below.
Ingeniero Industrial. Consultor de estructuras.

12 Responses to La presa que no nos enseñó nada

  1. Luis dice:

    Muy interesante… saludos desde Perú

  2. Anónimo dice:

    ¡Buen post! Muy interesante 🙂

  3. estruconline dice:

    Una obra en un entorno maravilloso, y bastante seco, lo que hace en cierto modo lógico que se pensase en construir una presa. La construcción del muro de la presa se ve en excelentes condiciones, pero ¿para qué se podría aprovechar una obra así? Además está en un lugar bastante alejado de la costa, no muy accesible. Habría que hacer una reflexión para buscar uso a ésta y otras obras tan costosas y abandonadas. Gracias por el artículo.

  4. Angel Romero dice:

    También existe la presa de Montejaque, en la provincia de Málaga. Es una presa hecha aguas arriba de la Cueva del Gato que visitamos hace un montón de años en un viaje de geología de la ETSI Caminos de Madrid. Por lo que recuerdo pertenece a una empresa eléctrica, se intentó poner en servicio y nunca se ha llenado debido a las filtraciones en el vaso. Es impresionante de visitar.

  5. Hector LUis Giagante dice:

    Nadie ha prestado atención que la presa no fué proyectada por un ingeniero. sin comentario.

    • Francisco Garcia dice:

      La escuela de caminos de Madrid se crea en 1.802 tras lo ocurrido en la Presa de Puentes. Difícil que para una obra que comienza en 1.800 la hiciera un ingeniero, ya que no se consideraba la diferencia entre ambas profesiones. Saludos.

  6. Juan dice:

    No creo que con una visita durante las vacaciones y buscando en Internet se deban sacar estas conclusiones (salvo que se busque con el título captar la atención y aumentar el número de visitas).

    Como me apunta un amigo que ha investigado mucho sobre el la historia de esta presa:
    “Los hombres de finales de XIX aprendieron mucho de esta presa.

    Y son estos hombres, los Regeneracionistas, los que aun hoy marcan la filosofía de la política hidráulica de este país.”

    Parece que si enseñó algo.

    Saludos

  7. Miguel dice:

    Se aprende con los errores y con los fracasos.
    Cuando las cosas funcionan bien siempre nos preguntamos: ¿cuánto nos excedimos al diseñarlas o al construirlas?
    Quizás el artículo tenga un titular discutible y el cuerpo del mismo no aporta grandes datos. Las fotos siempre son bellas.
    La realidad es que en la actualidad es más sencillo analizar ciertas cosas con esos magníficos datos que tenemos, programas de cálculos potentes y cartografías, simulaciones…
    Es más fácil ver los errores (sobre todo lo de los demás) a toro pasado.
    Rompamos una lanza por los que se equivocaron, por los que diseñaron, por los que construyeron antes que nosotros. La ingeniería debe mucho a ese empirismo.
    Gracias por descubrirnos este rincón bello del paisaje de Níjar.

    • Hola Miguel,

      Se aprende mas del error que del acierto. Sin duda.

      La crítica en el artículo no esta enfocada a esta presa, si no mas bien a que nosotros (como sociedad) no hemos aprendido nada de los errores. Seguimos metiendo la pata en disposición de nuevas infraestructuras donde o no son necesarias o donde no van a funcionar correctamente. Este artículo es un llamamiento a aprender de los errores cometidos. De que hagamos útil el error cometido.
      Un saludo y gracias por comentar.

      • Anónimo dice:

        Pues al menos es un error aceptable digamos, dada la época en que se construyó y la carencia de los elementos de cálculo que se disponen en la actualidad. Hablan de obras grandes y que se abandonan por allí; aquí en Argentina la cosa es peor y miserable, las obras son cada vez de peor calidad, se han acostumbrado a hacer las cosas sutilmente, los cálculos los realiza desde un técnico hasta los arquitectos, los ingenieros están pintados casi y no se los tiene en cuenta para nada, sólo cuando hay problemas graves para aplicar el peso de la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.