Una forma rápida y sencilla de estimar las pérdidas del pretensado

En esta ocasión os vamos a presentar unos ábacos que permiten de forma rápida y sencilla, estimar las pérdidas del pretensado.

Vigas pretensadas, cortesia de Prefabricados Aljema

Este método no debe de suplir a un cálculo riguroso, pero sí ayuda mucho a encajar una sección ya que los valores que arroja son bastante cercanos a lo que se obtiene aplicando las fórmulas que existen en la EHE y en diversa bibliografía.

Como es bien sabido, no se puede contar con la totalidad de la carga con la que se tesan los cordones/alambres/barras de pretensado, debido a que se producen pérdidas respecto a la carga que se aplica inicialmente con el gato (carga máxima).

Básicamente existen pérdidas instantáneas, que se producen al transferir el pretensado al hormigón (penetración cuñas, acortamiento elástico, rozamiento…). Cada una de estas pérdidas existe o no según el método empleado y producen una pérdida de efectividad en el pretensado al disminuir la carga inicial.

Pero la cosa no termina aquí. Al cabo del tiempo se siguen produciendo pérdidas, conocidas como pérdidas diferidas, debidas fundamentalmente a la retracción y fluencia del hormigón y a la relajación del acero.

El cálculo de todas estas pérdidas es bastante tedioso, por lo que a continuación presentamos una serie de diagramas que nos va a facilitar este trabajo.

Estos diagramas están extraidos de la Guía de aplicación de la EHE-98, que como sabemos está derogada. No obstante, los resultados que se obtienen son muy adecuados para un predimensionado. Se emplea para elementos pretensados con armadura pretesa (no postesa).

El primer paso consiste en determinar el coeficiente ηt a partir de la gráfica siguiente.

Para entrar en la gráfica, se calcula la excentricidad relativa, como cociente entre la excentricidad e del centro de gravedad de la armadura activa y el radio de giro de la sección r de la sección bruta de hormigón (dado por la raiz de la Inercia de la sección bruta del hormigón entre el área de dicha sección).

Con este valor, cortamos en la curva de la cuantía geométrica q, correspondiente (cociente entre el área de acero activo y la sección bruta de hormigón).

Con este punto de intersección, obtenemos en el eje vertical el coeficiente ηt.

El siguiente paso es determinar la pérdida total de la fuerza de pretensado, a partir de la gráfica siguiente:

El manejo de la gráfica es similar al anterior y lo que obtenemos en el eje vertical es la pérdida total (instantánea+diferida) como porcentaje de la fuerza inicial.

Para determinar las pérdidas hasta la transferencia, únicamente hay que multiplicar las pérdidas totales obtenidas, por el coeficiente ηt.

De esta forma tan sencilla se consigue una estimación bastante acertada de las pérdidas en un elemento pretensado.

Espero os sirva.

Fuente: Guía de aplicación de la Indstrucción de Hormigón Estructural (EHE-98)


¿Quieres ser el primero en leer nuestros artículos?

Déjanos tu nombre y un email válido, y nosotros te avisaremos cuando hayan novedades en Estructurando

Flecha-roja

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.