Anclaje de armadura en zapatas flexibles o qué hacer con la patilla

En el post de hoy vamos a hablar de cómo se determina el anclaje de la armadura de una zapata flexible.

En el post anterior hablamos de cómo realizar el anclaje en zapatas rígidas y que no siempre era necesaria la patilla, si el espacio para hacer el anclaje en longitud recta era suficiente.

A continuación vamos a hacer lo propio cuando la zapata es flexible.

Recordemos una vez más que EHE-08 clasifica las zapatas según la relación de su canto y su vuelo respecto a la cara del pilar. Se trata de una zapata flexible cuando ésta vuela respecto de la cara del pilar más que el doble del canto de la zapata. (Ójo que, a veces, las preguntas tienen trampa)

Veamos cómo proceder.

El primer paso es plantear la distribución de tensiones obteniendo sus resultantes a partir de su distribución. Si asumimos un reparto elástico de tensiones bajo la zapata, podemos, a partir de Navier obtener la distribución de tensiones, que será:

  • Rectangular, cuando tengamos únicamente un axil centrado (caso infrecuente en la práctica).
  • Trapezoidal, cuando tengamos axiles grandes y momentos “pequeños”, es decir, excentricidades pequeñas.
  • Triangular, cuando tengamos axiles “pequeños” en relación a los momentos, es decir, excentricidades grandes que nos provoquen despegues en alguna zona de la zapata.

El segundo paso, es obtener la posición de la sección de referencia con la que calculamos la zapata a flexión. En función de que el soporte sea de hormigón, de fábrica o de acero, se define a continuación:

A la posición de la sección de referencia respecto a la cara del pilar, la llamaremos “x”.

Para verificar el anclaje, se establecen dos criterios, tomando el más restrictivo.

a) Anclaje desde la sección de referencia S2 situada a un canto útil “d”, respecto de la sección de referencia S1.

En este caso, la armadura se ha de anclar con la longitud de anclaje neta, teniendo en cuenta la reducción por exceso de área de acero respecto al teórico:

Si la longitud calculada resulta menor al espacio que queda entre S2 y el final de la zapata (respetando recubrimientos laterales), el anclaje se podrá resolver en prolongación recta, sin patilla.

Si no es así, pero el espacio que queda para el anclaje se encuentra entre la longitud neta de anclaje y un 70% de esta, sí será necesaria la terminación en patilla o bien barra transversal soldada.

Finalmente si el espacio que queda para el anclaje es inferior al 70% de la longitud neta de anclaje habrá que hacer la patilla más larga, añadiendo una prolongación recta, cuyo valor es la diferencia entre el 70% de la longitud básica de anclaje y el espacio disponible para el anclaje.

b) Anclaje desde la sección de referencia S3 situada a 0,5·h, respecto al final de la zapata.

En este caso, la armadura se ha de anclar con la longitud de anclaje neta, para una tracción Td, obtenida a partir de la resultante de reacciones Rd correspondiente a la distribución tensional en el espacio entre S3 y el final de la zapata:

(en la fórmula anterior, v es el vuelo de la zapata respecto a la cara del pilar).

Si la longitud calculada resulta menor al espacio que queda entre S3 y el final de la zapata (respetando recubrimientos laterales), el anclaje se podrá resolver en prolongación recta, sin patilla.

Si no es así, pero el espacio que queda para el anclaje se encuentra entre la longitud neta de anclaje y un 70% de esta, sí será necesaria la terminación en patilla o bien barra transversal soldada.

Finalmente si el espacio que queda para el anclaje es inferior al 70% de la longitud neta de anclaje habrá que hacer la patilla más larga, añadiendo una prolongación recta, cuyo valor es la diferencia entre el 70% de la longitud básica de anclaje y el espacio disponible para el anclaje.

Para determinar la longitud básica de anclaje, podemos acudir al anterior post Tablas para el anclaje de barras corrugadas y considerar posición I (adherencia buena) al encontrarse el armado en la cara inferior de la zapata (como es usual).

Espero que este post junto al anterior os ayude a resolver los anclajes de las zapatas correctamente.


¿Quieres ser el primero en leer nuestros artículos?

Déjanos tu nombre y un email válido, y nosotros te avisaremos cuando hayan novedades en Estructurando

Flecha-roja
The following two tabs change content below.
Ingeniero Industrial. Consultor de estructuras.

One Response to Anclaje de armadura en zapatas flexibles o qué hacer con la patilla

  1. Primero quisiera felicitar sinceramente a los autores de ESTRUCTURANDO por el fantástico trabajo que se está realizando.

    Simplemente y con ánimo de clarificar un pequeño matiz quiero hacer una modesta y opinable aportación:

    Se ha comentado “…Finalmente si el espacio que queda para el anclaje es inferior al 70% de la longitud neta de anclaje habrá que hacer la patilla más larga, añadiendo …”

    Tal como define la EHE-08 en la figura 69.5.1.1 una patilla deja de ser efectiva a partir de la prolongación de la parte recta de 5 diámetros. En todo caso si se precisa de mayor longitud de anclaje, se deberá generar una curvatura, que no patilla, con el radio de mandril indicado en la Tabla 69.3.4. y seguir prolongando el anclaje, sin reducción alguna, hasta el punto que lo precise.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.