¿Merece la pena complicarse la vida con la ecuación Parábola-Rectángulo? (2ª parte)

La segunda parte de este post inaugura una nueva línea de video-posts que vamos a ir publicando con estructurando desde ingenio.xyz .

En la primera parte de este post  hemos revisado la historia moderna de las relaciones tensión-deformación del hormigón. En esta segunda parte vamos a ponerlas en competición para ver cuál es la medalla de oro de las ecuaciones constitutivas: ¿quien creéis que ganará la parábola-rectángulo o la rectángulo? ¿Y por cuanto?

Dentro vídeo:

 


¿Quieres ser el primero en leer nuestros artículos?

Déjanos tu nombre y un email válido, y nosotros te avisaremos cuando hayan novedades en Estructurando

Flecha-roja

The following two tabs change content below.
Ingeniero de caminos Director de innovación CALTER ingeniería Director de contenidos INGENIO.XYZ Profesor de Edificación UPM Libros: - Números Gordos en el proyecto de estructuras Ed: CINTER - Jiménez Montoya. Hormigón armado, 15ª ed. Ed GG Colaborador invitado de Estructurando

6 Responses to ¿Merece la pena complicarse la vida con la ecuación Parábola-Rectángulo? (2ª parte)

  1. Claro que no merece la pena.
    Excelente artículo, pero… ¿y el cuento de la vaca? 🙂
    Saludos y gracias!

  2. SOFIA VELASTEGUI dice:

    muchas gracias por el aporte

  3. Luis dice:

    Gracias.

    Falta la vaca!!!

  4. Miguel dice:

    Gracias Profesor! ¿ Que ocurre en las secciones a compresión compuesta ? , ¿ merece la pena ?

  5. Pero cómo, ¿no conocéis el chiste de la vaca?????
    😉

  6. Miguel dice:

    Esto me hubiera venido de perlas unos años atrás antes de perder dos dias enteros modificando fórmulas en las hojas Excel que tengo de cálculo pensando que podía afinar. Efectivamente, para la mayoría de los casos muy poca diferencia hay; sólo en determinadas geometrías de secciones no rectangulares y cuyo análisis se puede abordar con estos diagramas puede tener cierta gracia la diferencia
    No obstante, excelente aporte y creo que hará no perder el tiempo a bastantes más de lo que parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.