Zona de descarga de Software

Zona de descarga de Software

Los mejores programas informáticos de estructuras que te hacen la vida mas fácil

Quienes somos

Quienes somos

Una breve descripción de quienes somos y a qué nos dedicamos.

Normativas y guías

Normativas y guías

Zona de descarga de Normativas y Guías sobre estructuras en el ámbito internacional

 

Pero al final ¿Cuánto resiste la conexión de un micropilote?

Al ejecutar un recalce mediante micropilotaje y conectar estos a la cimentación existente, una de las comprobaciones que hay que hacer es la verificación de la seguridad de dicha conexión. ¿Cómo se realiza dicha comprobación?

Esta pregunta, tiene una respuesta directa:

  • Lo que resista la unión entre la lechada o mortero del micropilote y su armadura tubular: Aquí habria mucho de qué hablar pero como puedo actuar soldando conectadores al tubo, no será lo más restrictivo.
  • Lo que resista la entre la lechada o mortero del micropilote y el cimiento existente.
micropilotes

Imagen cedida por MAI Cimentaciones Especiales

En esto post trataremos este caso, concretamente cuando el cimiento existente sea de hormigón de buena calidad, y veremos cómo existen distintas alternativas para el cálculo con diferencias significativas entre una y otra.

La resistencia última de la unión al cimiento existente Ru,d vendrá dada por el producto entre la superficie S de contacto entre la lechada o mortero del micro y la cimentación existente multiplicada por la tensión rasante última de cálculo τr,u.

Ru,d = S • τr,u

El primer término está claro: la superficie de contacto será el perímetro del taladro por el canto del elemento del cimiento existente.

Respecto al segundo término relativo a la adherencia….ahí viene la madre del cordero. 😕

Si seguimos la “Guía para el proyecto y la ejecución de micropilotes en obras de carretera”, (podéis decargar la norma en nuestra sección de guías y normativas) en el apéndice A-5.2 hace referencia a los valores a considerar. En el caso de que el cimiento sea de hormigón, nos envía directamente a EHE.

Acudimos por tanto a la vigente EHE-08, que nos indica lo siguiente:

adherencia_EHE

Si consideramos por ejemplo un micropilote de 150 mm de diámetro y un canto del cimiento existente de 50 cm con una resistencia del hormigón de 25 MPa, se obtiene:

fct,d= fct,kc = 1.80/1.5 = 1.20 MPa
fct,k=0.7 • fct,m = 0.7 • 2.56 = 1.80 MPa
fct,m = 0.3 • fck^2/3 = 0.3 • 25^2/3 = 2.56 MPa

por lo tanto considerando un β=0.3 (rugosidad media entre las anteriores)

τr,u= 0.30•(1.3-0.3•25/25)•1.2=0.36 MPa

y no será menor que

τr,u= 0.7•0.3•1.2=0.26 MPa

por tanto

τr,u = 0.36 MPa

La superficie de contacto en este ejemplo es

S = π•D•H=π•150•500=235613 mm2

Por lo que

Ru,d = S • τr,u = 60081 N = 60 kN, es decir unas 6 tm.

Con ese valor tan bajo, probablemente sea la comprobación que limite el cálculo del micropilote.

Si volvemos a la tabla de la Guía que mencionábamos al principio, vemos que para un cimiento realizado con fábrica de ladrillo de buena calidad, se podría llegar a 0.4 MPa (!valor superior a los 0.36 MPa que obtenemos en la formulación de EHE para hormigón de rugosidad media!).

Ante esta contradicción, me planteo cuatro opciones:

  1. Aumentar el tamaño del taladro para aumentar así la superficie de contacto.
  2. Emplear un puente de unión que mejore la adherencia (la mayoría de los comerciales garantizan una tensión de adherencia mínima de 4 MPa).
  3. Dejar la cimentación hecha un queso de gruyere con los taladros.
  4. Acudir a literatura clásica suficientemente probada (que es lo que suelen hacen las empresas de cimentaciones especiales).

Siguiendo esta última opción, si acudimos por ejemplo a las Jornadas Técnicas SEMSIG-AETESS “Recalce con micropilotes y otras técnicas especiales” del año 2012, encontramos un número gordo que indica que  τr,u (en su valor admisible) sea del orden de un 1/20 de la resistencia característica del hormigón de la zapata. En nuestro caso pasaríamos a tener τr,u = 25/20= 1.25 MPa por lo que la resistencia final sería de 29.5 tm.

En “El lenguaje de las grietas” de D. Francisco Serrano Alcudia, encontramos que la τr,u (en su valor admisible) viene dada por:

τr,u= (0.9/1.6)•(fck/1.5)^1/2=(0.9/1.6)•(250/1.5)^1/2 = 7.26 kg/cm2 = 0.73 MPa

y la resistencia pasaría por tanto a ser de 17 tm.

Vemos que con los números clásicos en la mano, manejamos valores de adherencia del triple e incluso del cuádruple respecto a los que se obtienen en EHE-08!!!

Ante esta gran discrepancia de valores ¿Qué alternativa tomaremos al final? Os dejo la piedra sobre vuestro tejado.  😉


¿Quieres ser el primero en leer nuestros artículos?

Déjanos tu nombre y un email válido, y nosotros te avisaremos cuando hayan novedades en Estructurando

Flecha-roja

The following two tabs change content below.
Ingeniero Industrial. Consultor de estructuras.

6 Responses to Pero al final ¿Cuánto resiste la conexión de un micropilote?

  1. Baudolino309 dice:

    Muy interesante, el tema podría ser objeto de una laaaarga charla.
    Yo suelo utilizar el valor de 0.6*(fck/1.5)^1/2, muy similar al valor propuesto por D. Francisco Serrano Alcudia.
    Otro tema en el que he encontrado opiniones “para todos los gustos” es el cálculo de los encepados y la comprobación de las bielas. Si aplicamos la EHE-08 no cumplirían la inmensa mayoría de encepados ejecutados. Me gustaría saber vuestra opinión sobre esto.

  2. Yo aportaría un detalle más. La adherencia calculada con la EHE es un valor que hay que enfrentar con acciones mayoradas, mientras que la fórmula propuesta en el lenguaje de las grietas es para enfrentar a acciones características (el 1.6 lo delata). Con lo cual la diferencia es aún mayor.

  3. Mikel dice:

    interesante hablar del tema de comprobación de la biela, según el criterio de Ehe para pilotes. Dada la pequeña sección del micro, rara vez se cumple, y creo q las diferentes soluciones que se han inventado para solventar este problema darían lugar a un buen artículo. Por otro lado, y aunque peque de conservador, prefiero confiar la conexión del micro y la cimentación existente a conexiones mecánicas (taladros, barras, perfiles).

  4. Muchas gracias por el artículo.
    Jorge Garrido, geólogo en Geo Novatek S.L.

  5. Ferran Juan dice:

    Hola a todos. En primer lugar, felicitar a Estructurando. No os conocía… ha sido una grata sorpresa.

    En segundo lugar, muy buen artículo. Siguiendo el hilo, yo también me pregunto cómo se valida el “encepado” resultante. Porque he visto muchos recalces de zapatas por micropilotaje en que lo único que se ha comprobado es la adherencia micro-zapata… pero ni un solo cálculo respecto a si el encepado es capaz de soportar los esfuerzos. Verificar las bielas comprimidas es fácil… pero ¿cómo verificar los tirantes, cuya cuantía en general desconocemos? Intrigante.

  6. Granada40 dice:

    Por la experiencia que tengo en recalces con Micropilotes, ésta es una de las comprobaciones que nadie suele comprobar. Personalmente opto por la segunda, de la 4 opciones que planteas, porque es la que yo empleo. El punte de unión se puede realizar con productos de la marca Sika, Fosroc o similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.